Home > Entevistas > NO SE PUEDE MAS CON… Tessa C. Martín

NO SE PUEDE MAS CON… Tessa C. Martín

Aprovechando que ha publicado su última novela llamada “Te regalaré pensamientos” hace algo más de un mes y que tengo la suerte de aparte de admirarla como escritora, tenerla como una gran amiga, decidí engatusarla para que fuera mi primera entrevistada y empezar por la puerta grande.


Antes de nada, gracias Tessa por ser mi conejillo de indias en esto de las entrevistas, que no sé yo si se me dará muy bien… Pero venga empecemos.

Estoy segura de que la sección saldrá genial, otra cosa es mi entrevista (risas).

Acabas de publicar tu quinta novela, Te regalaré pensamientos, una novela histórica en la que nos vuelves a sorprender cambiando de subgénero ¿Es esta novela la más especial de todas por ser la última? ¿O alguna de las anteriores es la que siempre llevas en el corazón por alguna razón?

Todas son especiales porque están escritas en un momento en concreto, su momento.  Ninguna de ellas si las volviese a escribir ahora serían lo que son. Dicho esto, con la última pasa que no acabas de dejarla libre porque sientes que te necesita y todavía debes acompañarla durante el camino de descubrimiento de los lectores. Es por eso que a la última le tienes un sentimiento especial.

¿Cómo se hilvana una historia como “Te regalaré pensamientos”?

Pues se hilvana con mucho cariño, horas y horas de planificación y documentación, y mucho respeto al trabajo que realizo. Reconozco que con cada novela siento más presión a la hora de publicarla, quizá porque soy más consciente que con las primeras de la responsabilidad de presentar un buen trabajo al lector.

¿Desde dónde parte la idea?

Lo cierto es que soñé la historia de amor de Cameron y Maddison. Me levanté y corrí a escribirla en la libreta donde recopilo las tramas de mis novelas. Si bien es cierto, dudé sobre si ubicarla en otra época como el Chicago de los años 20, pero finalmente decidí que la sociedad de Londres de finales del siglo XIX se prestaba mucho más a la historia que quería contar, y creo que fue lo mejor.

¿Piensas en un personaje protagonista y empiezas por ahí o es el argumento general lo primero?

Por norma general pienso en la trama y luego el personaje que mejor se adapte a ella. Digamos que, a partir de ella, creo a los personajes para que sean coherentes con la historia que quiero contar.

Cuando se escribe un libro y se publica ¿deja de pertenecer al autor, para ser del lector? Y en ese caso, ¿hay que hacer siempre caso de las críticas sean negativas o positivas?

Una vez se publica es de todo aquel que quiera leerlo y espero que sea mucha gente (risas). Desde luego me gusta la idea de que el lector haga la novela suya, que sienta lo que sucede y se emocione. Escribo para entretener y aquello que a mí me gustaría leer.  Dicho esto, exponer tu trabajo, el de muchos meses, conlleva aceptar la opinión de los lectores con el máximo respeto. Han pagado por ello y es lícito tanto que les guste como que no. Las críticas buenas emocionan porque las siento como la confirmación de que todo el trabajo ha valido la pena y las malas me ayudan a no bajar la guardia y seguir siendo exigente. De todas las críticas no se puede hacer caso, en parte porque son subjetivas y quizá lo que le ha molestado a ese lector es lo que yo he querido conseguir. Donde no puede haber críticas es en la calidad, puede que la historia de amor o la trama no te guste, pero la novela tiene que estar bien escrita.

Después del primer libro, una escribe lo que quiere o ¿se ve influenciada por lo que se lleva en ese momento? Si además le sumamos el fenómeno “hazme a este secundario que me encanta” ¿se puede hacer caso a las peticiones de las lectoras y no volverse loca?

Definitivamente, una se volvería loca si atendiera a todas las peticiones. Entiendo, porque a mí también me sucede, que un secundario nos resulte atractivo y queramos saber más de él, pero hay casos en los que su historia puede ser y hay otras en las que resultaría forzado escribir su novela. Con respecto a lo de las modas que me comentas, creo que, tras cinco novelas, puedo confirmar que no me dejo llevar por tendencias. Llevo dos novelas históricas seguidas cuando todo el mundo dice que la histórica no vende tanto y que lo que se lleva es el New Adult o el Young Adult, o simplemente la contemporánea. Al igual que hago con las lecturas, escribo lo que me apetece en cada momento. Si es malo leer a desgana algo que no nos gusta, o no nos apetece, imagina escribirlo…

A veces escuchamos a muchas lectoras hablar de los clichés, yo soy una fan de los clichés cuando están bien hechos, y de que muchas tramas están muy vistas ¿crees que en romántica está todo escrito ya?

No es lo que está escrito si no cómo y con qué finalidad. Es posible que esté todo contado ya, pero cada autor tiene la posibilidad de ofrecer la historia a su manera y hacerla llegar a los lectores tal y como la siente.

Es complicado el tema de los clichés, porque si aparecen nos quejamos, pero si no aparecen (y deberían haber aparecido) puede que desestabilice la trama, incluso la personalidad de los protagonistas. Imaginaos un motero, uno duro que pertenece a un club ilegal, ¿cómo debería ser? ¿qué sucedería si fuese todo lo contrario? Es posible que fallara en vuestras expectativas porque se espera una cosa en concreto. Vamos, que si el cliché está bien traído, no le veo nada malo.

Vamos a hablar de tu estilo a la hora de escribir. ¿Qué es más importante para ti a la hora de crear un clima en una novela: los diálogos o esas escenas en que una mirada o un gesto lo dicen todo?

Soy muy fan de los diálogos. Si hay algo que los personajes se pueden decir, ¿para qué lo tiene que contar el narrador? Pero reconozco que también me gusta crear un clima para las conversaciones porque hacen que las palabras cobren fuerza entre los protagonistas.

Háblanos de cómo consigues salir del bloqueo cuando una escena que estás escribiendo no queda como quieres.

¡Uf! La verdad es que entonces taladro a mi marido. Le cuento lo que sucede y dónde me he quedado. Él me ofrece soluciones y… ¡ES MÁGICO! Empiezo a rechazarlas y va apareciendo lo que en realidad quiero contar y cómo (risas).

¿Ha habido alguna escena de película, canción… que te haya inspirado para una novela?

Lo cierto es que veo inspiración por todas partes. A veces me sorprendo imaginando una historia a partir de los retazos de una conversación que he escuchado en un bar. O por ejemplo de alguna noticia de la televisión. Pocas veces no se me ocurren historias. Evidentemente no las escribo, ni siquiera las apunto a no ser que se me repitan y sienta que hay algo importante que contar ahí.

Dinos algo que NUNCA saldrá en tus libros.

Nunca digas nunca.

Y algo que SIEMPRE sale o que es tu marca personal.

Quizá esta respuesta sería mejor que la dieran los lectores. A mí se me ocurre que me gusta que todas mis protagonistas sean mujeres fuertes e independientes, aunque en un principio no lo parezcan.

Chívanos una manía que tengas a la hora de escribir.

Tengo abiertas un montón de pestañas en el navegador relacionadas con la novela que tengo entre manos: Pinterest con fotos de los personajes, un diccionario de sinónimos, y el DRIVE donde tengo las páginas de documentación para visitarlas ante cualquier duda que pueda tener. Como escribo por la mañana, tampoco puede faltar una taza de café con leche que me dura horas y casi nunca me suelo terminar.

Lo mejor y lo peor (o lo menos bueno) que te ha dado el dedicarte a escribir.

Lo mejor es sin duda toda la gente que he conocido, lectores y autores. Lo menos bueno creo que forma parte del aprendizaje de esta profesión. Escribir es algo que se hace solo, pero que sin embargo te permite estar en contacto con mucha gente. Perder esa relación me duele especialmente.

Libro que más veces has leído y alguno que no hayas podido acabar.

De Romántica, he leído muchas veces los libros de SEP de los Chicago Stars. Reconozco que, si una novela me gusta mucho, con el paso del tiempo me gusta volver a leerla porque además me permite prestar más atención a los detalles. Ya me sucedió con Cien años de soledad y La casa de los espíritus.

Que no haya podido terminar, bastantes, por desgracia. Si los empiezo y veo que la trama no me engancha suelo dejarlos de lado para más adelante. Como he dicho, cada libro tiene su momento.

Algo que no falta en tu día a día.

Hablar con la gente que quiero.

Canción que más veces has escuchado mientras escribías.

¡Uy! Va a años, novelas y rachas (risas). Ahora tengo más tiempo para escribir mientras estoy sola y valoro mucho el silencio. Pero si escribo con los niños en casa, me pongo los auriculares y reproduzco una y otra vez mi lista de Spotify, que es bastante variopinta, también te lo digo. Puedes encontrar a Fangoria, Pablo Alborán, Miguel Bosé, Rocío Durcal (La gata bajo la lluvia), Michael Buble, Adele, Luis Miguel, Lori Meyers…

Autor/a que no hayas leído todavía.

¡Muchísimos! Entre los inmediatos está Juan Gómez Jurado.

Subgénero que no hayas escrito y con el que quizá nos sorprendas en un futuro.

Romántica erótica, quizá.

Sabiendo lo que significa para mí la expresión que da título a esta sección, ¿a qué dices tú, “No se puede más”?

A los protagonistas que saben con una mirada o una simple caricia transmitir tanto, hacernos sentir tanto. A la palabra justa en el momento adecuado. A tener las cosas claras y expresarlas sin rodeos. A sentirme yo la protagonista de esa novela.

Para terminar esta entrevista, querría pedirte que nos leyeras un extracto a tu elección de tu última novela. Quizá ese fragmento del que estés más orgullosa o el que más refleje el sentir de esta novela.

Muchas gracias Tessa, por todo.

Gracias a ti, siempre.

Mysticnox

16 comentarios

  1. Muy buena entrevista Noe, ha estado genial saber más de Tessa y habrá que anotar para próximas lecturas su nuevo libro, buen post guapa

  2. Me ha encantado la entrevista, Noemí. Te regalaré pensamientos será una de mis próximas lecturas, caerá en breve.

    Besitos

  3. Olé, olé y olé!!! Que pedazo de entrevista chula de las de “no se puede más”. Y el toque del audio es un puntazo!! Genial la sección y genial “Te regalaré pensamientos”. Sin duda, mi mejor lectura de 2018. Besos!!

  4. Me ha encantado queridas. El audio genial, es muy buena idea que la autora lea alguno de sus párrafos favoritos.
    Muasss

  5. Bueno, bueno, bueno. No se puede más con esta entrevista eh?
    Me ha gustado mucho conocer a Tessa más y la idea del audio un PUNTAZO!

    Muuuaks ;-*****

  6. Acabo de ver que he puesto casi lo mismo que Patricia

  7. Maribel (Vanedis)

    Chicas, qué entrevistaza os habéis marcado, me ha encantado!!
    Me quedo con ese “nunca digas nunca” y a ver si tengo suerte y en un futuro logro convencer a Tessa para que se marque una historia de vikingos, jajaja!
    En cuanto a su marca personal en sus novelas, yo destacaría esos dialógos entre los protagonistas que tanto me gustan, cargados de dardos envenenados, humor y mucha, mucha pasión…son geniales!
    Besos a las dos!!

  8. Genial entrevista. Lo tengo ya para empezar a leer. Es mi primer libro de ella y espero que no sea el último.
    Por cierto, la portada del libro me encanta.

    • ¡Hola Paloma!
      Estoy convencida de que te gustará y además te animo a que leas los anteriores libros de Tessa porque estoy segura de que te sorprenderán.

      ¡Gracias y bienvenida al blog!

      Un beso.

Comentarios:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: