Home > Entrevistas > NO SE PUEDE MÁS CON… Mía Martín

NO SE PUEDE MÁS CON… Mía Martín

A finales del año pasado y principios de este 2020, acabé la lectura de la trilogía Samsarí compuesta por «Di mi nombre» , «Y donde tú seas yo seré» y «Hasta la eternidad». Puesto que disfruté mucho de su lectura, he creído que sería un buen momento para que conozcamos mejor a su autora.

Háblanos de ti ¿Quién es Mía Martín? ¿Cómo te enfrentas al folio en blanco?

Mía Martín es un seudónimo, aunque si te soy sincera a fecha de hoy no comparto los miles de reparos que encontré para usar mi nombre cuando comprendí que publicarían mi primera novela, pero en ese entonces no quería que nadie supiera que yo escribía. Ahora ya me da un poco más igual todo.

No tengo una única manera de enfrentar el folio en blanco, a veces, solo se trata de teclear lo primero que te venga, otras te plantas delante del pc con una idea clara y firme de lo que quieres, y en otras ocasiones sencillamente cierras el portátil y desconectas porque eres incapaz de escribir absolutamente nada. El folio blanco puede ser muy puñetero.

¿Cuál fue la chispa que te inspiró y dio la idea para Samsari?¿Cuánto tiempo tardaste en escribirla al completo?

He leído la siguiente pregunta y como tienen relación las uno. La historia de Samsarí comenzó hace unos siete años, en una época que vivía muy obsesionada con la historia de la antigua roma, sobre todo con el personaje de Espartaco. Empecé a buscar sobre él, a leer, una cosa me llevó a la otra y me topé con la historia de Viriato, que pertenecía a una tribu, los lusitanos, que habitaron la península ibérica unos cuantos años antes que Espartaco se alzara en armas contra roma. Y vino la historia de golpe, y comencé a escribir sobre Durato y Licinia, me apropié de la historia real de Viriato. Con ellos comenzó todo, en un punto de la historia comprendí que aquello no terminaba bien y lo dejé, no me gustaba ese final, no quería ese final, lo dejé metido en un cajón. Unos meses después, cayó en mis manos una novela sobre astrología, se trataba de una novela new adult romántica, preciosa y que abrió una puerta que jamás me había planteado porque yo rechazaba todas esas chorradas, pero me atrapó la idea de la reencarnación y me puse a investigar sobre astrología, una cosa llevó a la otra y terminé leyendo libros sobre el budismo y la idea del samsara. Una tarde en un café con una amiga le hablé de mis impresiones sobre la astrología, sobre la reencarnación, sobre el samsara: esa rueda de vida, muerte, renacimiento, ese mundo al que estamos sujetos como seres inmortales, las idea sobre el karma que debemos pagar y el darma que acumulamos, y recordé a Durato y Licinia, que en ese entonces no se llamaban así, y comprendí que su historia no era el final, sino el comienzo.

Entre saltos y demás, si dejamos a un lado que escribí una parte, lo dejé y luego lo retomé tiempo después, desde que me senté con la idea de desarrollar toda la historia, la del pasado y el presente, transcurrieron 3 años.

Para las que todavía no la hayáis leído, os informo de que hay una trama ambientada en la actualidad y otra en la Antigua Roma. ¿Cuál de las dos surgió primero?

Hay muchas subtramas que marcan los carácteres de los personajes y su forma de actuar. ¿Cómo te has documentado para cada una de ellas? El dar al lector tanta información acerca del pasado de los personajes ¿Crees que consigue que empatice con ellos y les comprenda mejor?

Podría soltar un rollo sobre los escritores mapa o brújula, lo cierto es que yo sencillamente soy un caos, un maldito caos. En mis historias hay algo de planificación, pero hay mucho más de improvisación, y horas y horas y horas de escribir y borrar y desechar y volver a escribir y no parar de leer para documentarme hasta sobre cómo se lavaban los dientes las tribus ibéricas que habitaron la península en el siglo I a. C. Un ejemplo del caos del que te hablo es que hasta el capítulo dos no tenía idea de que Roberto era carabinieri, mucho menos que pertenecía al ROS, y tuve que parar para comenzar a documentarme sobre ese tema. Y así con muchísimas cosas. De todas formas, desde que comprendí la profesión de Roberto, tenía claro el final, lo que no tenía muy claro en el cap. 2 es cómo llegaría allí.

Creo que la parte de contar absolutamente todo sobre los personajes deviene de mi obsesión por conocerlo todo de los personajes, es una debilidad como lectora y un terrible defecto como escritora. La cuestión es que soy de las que necesita saberlo todo de los personajes, cada nimiedad sin sentido, y así lo he plasmado al escribir. ¿Doy un exceso de información muchas veces innecesaria para la trama? Sí, sin duda, pero me gusta la idea de que, al terminar de leer sientas que los conoces, que los conoces de verdad, cada debilidad, cada matiz, cada absurda idea que tienen.

Hay que ver lo que te gusta el mundo de La Mafia ¿O me equivoco?

Soy una enamorada de las películas y los libros sobre la mafia italiana, desde siempre. Se ha escrito tanto, tantísimo sobre la cosa nostra o la camorra, y yo he devorado todo lo que ha caído en mis manos sobre ese tema. Cuando Roberto soltó que era carabinieri, comencé a leer, a buscar y me topé con el ROS, con su trabajo: perseguían a la mafia y me dije, ahí tengo el final de mi historia, Y allí me metí de cabeza. ¿Ves lo que te digo del caos?

Roberto Pastriani, uno de los protagonistas, es un tanto controvertido. Su forma de ser, actuar, pensar… se le podría llamar “difícil”. La forma en que explica su pasado para mí es triste porque yo la he comprendido pero ¿Podría haberse narrado de otra forma o perdería su esencia como personaje? ¿Porqué decidiste hacerlo así?

Lo hice así porque el propio Roberto pedía tratar así el tema, es una realidad que él no se ve a sí mismo como una víctima, por más que Michela deseé enfrentarlo a eso. Él sabe, porque tampoco es idiota del todo que eso que le pasó es terrible y que le ha dañado, tiene mucha rabia, mucha ira en su interior, y ese trauma lo ha moldeado a su antojo. No ha ganado él al trauma, el trauma lo ha devorado por completo, pero la triste realidad es que él no se ve como una víctima de abusos y esto es así por esa idea tan tóxica de que no se puede abusar de un hombre o de que ellos siempre quieren sexo.

En las escenas íntimas se nota la fuerte conexión de los personajes. ¿Ha sido difícil conseguir que tanto los momentos de Licinia y Durato como los de Michela y Roberto destacara esa conexión especial sin llegar a repetirse? No olvidemos que son historias que tienen muchos paralelismos…

Creo que no sientes que las escenas sean repetitivas porque cada uno de ellos tiene una personalidad muy definida y reacciona o busca en el sexo según su manera de proceder, pero se trata de espíritus afines, de almas que se han reencontrado, que aprenden de nuevo a conocerse para solucionar aquello que quedó pendiente, era necesario vivir esa conexión a través de los paralelismos.

¿Qué ha supuesto para ti esta trilogía? ¿Qué ha sido lo mejor?

Samsarí a un nivel personal fue la constatación de que podía hacerlo, porque es una historia muy compleja, con muchas aristas y tuve mucho miedo, muchas dudas y muchos parones al escribirla. Solo haber sido capaz de terminarla para mí es un éxito. Lo mejor que me ha traído el publicar Samsarí ha sido esto precisamente, el contacto diario con esta comunidad, con sus problemas, sus más y sus menos. Salseo aparte, he conocido gente increíble, y no quiero pecar de ser muy Heidi, pero de verdad que me gusta la relación que tengo con otras escritoras, con lectoras, clubs de lectura, porque me apasiona escribir, pero más me apasiona leer, y compartir todo eso con gente que siente esa pasión es una maravilla.

¿Eres de las que escribe la palabra FIN y se toma un descanso o por el contrario siempre tienes nuevas ideas en mente?

Mientras escribo siempre tengo más historias en la cabeza, y muchas veces hago borradores, o bocetos etc, Así que, antes de terminar Samsarí ya tenía en mente varias historias, pero sí me tomé unos meses sabáticos, porque samsarí me drenó por completo y necesitaba desintoxicarme de ellos; Roberto, Michela, Durato y Licinia y Carmen (para mí Carmen es un personaje importante en la historia) son personajes que me calaron, y sobre todo el final de algunas de sus historias me dejaron muy tocada, lo digo en serio, muy muy tocada. Tuve tantas dudas con el final de alguna de esas historias, tantas.

¿Hay algún subgénero de la romántica que te gustaría escribir pero no te atreves?

Quiero ir probando todo, aunque pienso escribir un chic lit y no sé sería capaz porque me va más un buen drama que a un tonto un lápiz, pero encuentro muy divertido que cada nueva historia sea diferente de las anteriores, creo que si tuviera que confesarte algún miedo sería el que no deseo ser repetitiva, no deseo que alguien diga: ah, mira, esta nueva novela de Mía Martín, que es clavada de las dos anteriores que ha publicado. Me aterroriza.

¿Cuáles son tus próximos proyectos? ¿Verá alguno la luz pronto?

Llevo tres años escribiendo una historia, que es preciosa y transcurre en China, pero sucede que hace unos meses otra historia irrumpió con una fuerza inusitada en mi cabeza y me lancé a escribirla, no a hacer borradores y tomar ideas no, me puse a escribirla (y no tiene nada que ver con lo que he escrito hasta ahora, sigue siendo romántica, pero es diametralmente opuesta a lo que he escrito) y ahora estoy en una horrible y desesperante tesitura. Volvemos a lo que hablé del caos.

Ronda de preguntas rápidas:

Algo que NUNCA saldrá en tus novelas.

Puede salir cualquier cosa en mis novelas.

Algo que SIEMPRE saldrá en tus novelas.

El amor entendido como una fuerza que arrasa con todo a su paso. Me atrae demasiado la idea de que el amor lo vence todo. No quiero algo pausado, yo necesito que me arrase y destruya todo a su paso.

Último libro que has leído.

El chico de la última fila de Susana Herrero.

Lo mejor y lo peor que te han dado las RRSS.

La comunidad lectora, los memes y esas frases que solo los frikis de twitter entendemos/ los bajones que me dan por la maldita toxicidad que impregna todo.

En el amor NUNCA…

Debes arrepentirte de entregarte por completo, puede salir bien o mal, pero es una gozada cuando sabes que has hallado tu puerto seguro y puedes mostrarte vulnerable y descansar en el otro.

En el sexo SIEMPRE…

Desconectar de todo para conectar contigo a través de otro. Dejarte llevar, mandar a la mierda las inseguridades, miedos o complejos, solo disfrutar, sentir, experimentar.

Un libro/serie/película a la que recurras cuando quieres desconectar de todo.

Para desconectar siempre recurro a la música, es mi salvavidas particular.

Sabiendo lo que significa para mí la expresión que da título a esta sección ¿A qué dices tú, NO SE PUEDE MÁS?

No se puede más CON EL PUTO TALENTAZO DE ESCRITORAS de romántica QUE TENEMOS EN ESTE PAÍS, en serio que estoy alucinada del nivelón de las cosas que se están publicando. Necesitamos reivindicarlo más a menudo.

Para terminar, me gustaría pedirte que nos leyeras un extracto de la novela. El que más te guste, el que creas que refleja el sentir de los protagonistas.

Ya que Mía se tomó la molestia de grabarlo, os dejo como regalo el audio completo de la entrevista.

Gracias Mía por tu amabilidad al responder a esta entrevista. En Romanticamente tienes tu casa.

12 comentarios

  1. Me ha encantado oir tu voz y conocerte un poco más Mía. Buena entrevista Noemí A cuadro me he quedado con lo de que estás escribiendo otra cosa y no sabes que hacer!!!

  2. Me ha encantado la entrevista y conocer más de Mia, el trocito que ha leído hace nada lo leí y ese momento y lo que pasa me gustó mucho. y de momento estoy con la lectura encantada

  3. Muy buena entrevista, así conocemos un poquito más a los autores.
    Muass

  4. Que entrevista más chula y qué bonita voz Mía…
    Pendiente de leer esta trilogía…

    Saludos. Beatriz

  5. Graaaacias, Noemí, y los comentarios. Yo muy convencida de que tenía que grabar todo el audio y tardando mil años en mandarla, pq no sacaba tiempo!

  6. No quisiera repetirme, peerooo, a ver cuándo narices leo a esta buena mujer!!!!! Tengo que cambiar mi estrategia de lectura porque voy un poco en dirección contraria XDDD
    UUUUUU, mafia, mafia a moi!

    Uy, lo que me ha gustado esta entrevista, conocer un poquitín más a Mía y escuchar su aterciopelada voz ^^ Tienes voz de majaaaaa, aunque esa imagen ya la destilas en redes 😀

    Muuuuuuaks para las dos! :))

  7. Hola.
    Pues la verdad es que no conocía a la autora ni sus libros, pero con esta genial entrevista me ha entrado la curiosidad por ellos, se nota que tienen un toque diferente y único. El final de la entrevista genial, me ha gustado ese toque en la entrevista tan original.
    Muchos besos.

Comentarios:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: