Home > Reseñas de libros > “Radiografía del deseo” de Mimmi Kass

“Radiografía del deseo” de Mimmi Kass

Título: Radiografía del deseo (En cuerpo y alma I)
Autora: Mimmi Kass
Editorial: Autopublicado
Año de edición: 2016
Ver la reseña de la segunda parte: “Diagnóstico del placer

Sinopsis:

Primera parte de la serie «En cuerpo y alma», donde la pasión y el erotismo, junto a los grandes temas sobre la vida y el amor, se mezclan en un cóctel explosivo. Elegante, arriesgada, y divertida, «Radiografía del Deseo» no te dejará indiferente.

Erik es un cardiocirujano noruego volcado en su trabajo; vive dedicado al hospital y no tiene tiempo, ni le interesan, las relaciones serias. Es duro y exigente consigo mismo, y espera lo mismo del resto de sus colegas.

Inés es residente. Un espíritu libre que intenta equilibrar todas las facetas de su vida, segura de que cumplirá su proyecto de futuro al lado de un hombre que la ame.

A pesar de las diferencias culturales, de temperamento y de los continuos enfrentamientos en un hospital competitivo de primer nivel, nace entre ellos una espiral de deseo irresistible contra la que no podrán luchar. El sexo lo inundará todo, pero ¿surgirá algo más?

MI SINOPSIS:

Inés Morán vuelve al Hospital San Lucas de Chile, tras su paso por la Clínica Mayo, a continuar su residencia de cardiología. Allí conocerá al Dr. Erik Thoresen, cardiocirujano que la volverá loca en el ámbito profesional y en el personal. Sus carácteres les harán chocar en multitud de ocasiones, sin embargo el deseo que sienten el uno por el otro será más fuerte y quizá les lleve a algo más…

MI OPINIÓN:

El país en el que transcurre la historia es Chile, lugar sobradamente conocido por la autora, y que nos transmite muy bien, de forma que podemos pasear por sus calles, disfrutar de sus paisajes y de su gastronomía.

La trama, como bien se puede averiguar por su título, se desarrolla en el ámbito sanitario. Y se nota que Mimmi Kass sabe perfectamente de lo que habla. Todo está explicado al detalle,con fluidez y claridad, sin excesivos tecnicismos propios de la profesión que desarrollan nuestros protagonistas, con lo que se entiende todo lo que ocurre y qué cargo desempeña cada uno. En este aspecto debo felicitarla, no solo porque sabe explicarnos la intensidad y las cargas de trabajo que sufren los profesionales de la salud en general, sino que también valora el trabajo de enfermería en particular, que no todos los médicos son capaces de hacerlo, gracias Mimmi por ese detalle. (Me salió la vena enfermera).

Pero como mejor conoceremos los entresijos de un hospital y todo lo que ocurre, será a través de sus personajes. Nuestros protagonistas son Inés y Erik. Ambos adoran su trabajo, sin embargo tienen diferentes formas de ver la vida, con lo que chocarán continuamente.
Inés es una joven que se ha sacrificado mucho para estar donde está y aunque en el trabajo es responsable y entregada, actúa antes de pensar, lo que le acarreará muchos encontronazos, sobretodo con Erik, aunque al lector nos haga sonreír con sus contestaciones. También es alegre, vital, sabe desconectar del trabajo y necesita sentir que tiene una vida plena fuera del hospital.

Erik es noruego, con un carácter frío y que marca distancias. Es muy exigente con los demás y consigo mismo. Serio en su trabajo, domina la situación en el quirófano y no admite fallos, y mucho menos contestaciones de un residente, llamada Inés, emperrada en desafiarlo. Tengo que decir, las que me conocéis ya lo sabréis, que Erik me ha conquistado desde el primer momento de su aparición. Es un hombre dominante, de carácter fuerte, acostumbrado a salirse con la suya, a que nadie le contradiga y poseedor de un atractivo salvaje que con una sonrisa te desarma. (A mí, a Inés y a todas las féminas del hospital, claro).
Con estas personalidades saltan chispas literalmente. La química entre ellos es notable y aunque es evidente desde el primer momento, es como una bola de nieve que se va haciendo más grande a medida que va rodando, lo que lleva al lector a estar pendiente de la situación y a anhelar más.

El sexo está muy presente en esta historia y no me refiero solo a los protagonistas, sino a que se habla de él con naturalidad y sobretodo se vive con libertad, como muy bien nos muestra Inés en diferentes situaciones. Las escenas eróticas están cargadas de intensidad, deseo apremiante y a medida que se suceden en el tiempo, de entrega en cuerpo y alma. Por eso mismo y sin saberlo conscientemente, tendrán tantos problemas Inés y Erik. Ella porque tiene miedo de ser una más y darlo todo sin obtener lo mismo a cambio y él por perder el control, tanto a nivel personal como profesional, ya que no hace más que repetir que no le interesan las relaciones a largo plazo y que su vida es la cardiocirugía.

Todas las escenas eróticas está narradas con buen gusto pero destacaría dos, sin desmerecer a las demás:
mimi-zumbemimi-manoLa primera por su carga erótica en la que hay una simple inspección de manos y la otra por la intensidad con que el deseo contenido explota sin más en una cocina.

Y como no quería destriparlas os he puesto dos imágenes para que las que hayáis leído el libro las recordéis y las que no, espero que os animen a leerlo.

Los personajes secundarios dan cuerpo a la novela y ayudan a que todo vaya sucediendo de forma natural, unas veces apoyando a los protagonistas y otras indicándoles donde están sus fallos.

Con todos estos ingredientes obtenemos una novela ágil, interesante por todos los casos clínicos que se presentan y porque se nos explica muy bien el día a día de la vida intrahospitalaria. Todo ello aderezado con unos diálogos rápidos, irónicos, que muestran claramente el temperamento de los personajes y también serios cuando se explican cosas personales. Los he disfrutado mucho, me han hecho reír y sobretodo conocer a los personajes y empatizar con ellos.

Dicho todo esto no puedo más que recomendárosla por la trama original, muy poco explorada en romántica, que atrapa irremediablemente, por unos protagonistas con carácter que muestran su vulnerabilidad y por el erotismo natural que se destila a lo largo del libro.

MysticnoxMysticnox

3 comentarios

  1. Al comenzar tu reseña pensaba que iba a descartar esta lectura…pero fíjate tú, que me has hecho cambiar de opinión.
    Primero, porque a pesar de conocer bien esa “ambientación”, no le has puesto “peros” , todo lo contrario, señal de que es una historia que está bien documentada (desconozco si la autora trabaja dentro en el este sector sanitario).
    Segundo: por el carácter del protagonista masculino…me encantan esos hombres fríos que luego demuestran una calidez interior tremenda.
    Vale, confieso: tu post anterior a este también ha sido determinante, jaja !
    Besos !

  2. Me ha encantado, Noemí! Una perspectiva doblemente especializada: de lecrora erótica y de enfermera! Y te admiro por ser capaz de analizar con tanto detalle personajes, escenas y trama, ¡y no hacer ningún spoiler!
    Mil gracias por tu completísima reseña, y memalegra muchísimo que Erik haya captado tu atencion!
    Mil besos, linda!
    Mimmi.

Comentarios:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: