Home > Reseñas de libros > “Flores de invierno” de Patricia A. Miller

“Flores de invierno” de Patricia A. Miller


Título: Flores de invierno
Editorial: Versatil
Año de edición: 2018

Sinopsis:

Katherina y Scott solo tienen en común una cosa: la reforma de los majestuosos jardines de Lambert Resort.
Ella es la gerente del hotel de lujo; él el paisajista contratado.
Ella es metódica y fría; él un seductor que siempre llega tarde.
Ella adora el orden y la limpieza; él… él no tiene orden ni en su vida. De la limpieza, mejor no hablamos.

La vida no se lo ha puesto fácil, no tienen fe en el amor, no buscan una relación, pero eso ya da igual. La reforma lo ha puesto todo patas arriba y el destino les va a dar una lección.
Porque el amor puede ser salvaje como la tormenta, efímero como un suspiro, frío como la nieve o tan bello como las flores de invierno.

MI SINOPSIS:

Scott Nolan es un arquitecto paisajista que busca su oportunidad de triunfar reformando los jardines de Lambert Resort. Katherina Kovaleva es la gerente del resort y quien se encargará de supervisar el trabajo de Scott. Ambos son muy diferentes en cuanto al modo de actuar sin embargo el trabajar juntos les hará conocerse mejor. Y al igual que el jardín del resort va tomando forma y adquiriendo calidez, los corazones de Scott y Katherina se llenarán también del calor y del color que solo el amor puede dar.

MI OPINIÓN:

Cuando leí  El infierno en tus ojos, cuya reseña podéis leer en el blog, dije que marcaba un antes y un después en el currículo de su autora por que era una obra más completa, más difícil y más exigente. A pesar de que me gustó mucho, me faltó más en cuanto a la relación de los protagonistas, pues esa pequeñita falta está más que subsanada en esta nueva historia de Patricia A. Miller.

La trama de este libro no es retorcida, no está llena de giros inesperados, ni de montañas rusas emocionales, si no que es más sencilla y aunque tiene sus momentos sorprendentes no es eso lo verdaderamente importante ni lo que subyace de esta historia. Lo impactante es ver que a pesar de los problemas que tienen nuestros protagonistas y de parecer a simple vista que son muy opuestos, a medida que se va leyendo y vamos sabiendo cosas de ellos, sus historias de vida se complementan al igual que ellos dos. Sé que es difícil entender bien lo que estoy diciendo, no obstante os animo a que cuando leáis este libro penséis en ello y comprenderéis lo que estoy tratando de explicar en este momento.

Fan Art de Mysticnox (Fuente: Pinterest)

Scott Nolan es un arquitecto paisajista que junto a su amiga Robbin tienen en mente remodelar los jardines del Lambert Resort. Es un hombre con carisma, en seguida cae bien a todo el mundo, es sincero, abierto, simpático y tiene una gran sensibilidad para el mundo de las plantas y las flores. Las cuida con mimo, se podría decir que las adora y las entiende como nadie.

Es un hombre con mucha imaginación y con el don de la palabra. Cuando está con Katherina explicándole las diferentes zonas del complejo y cómo quedará, lo hace de una forma tan apasionada, con tanta sensibilidad, con tanto amor por lo que hace que casi se podría decir que podemos verlo y disfrutarlo tanto como lo hace él. Y eso es lo que impresionó a Katherina y a mí también, claro. Pero al decir que tiene el don de la palabra no solo me refiero a esta faceta de Scott, si no también a su faceta más íntima. Nuestro protagonista es de los que hablan al oído, que nos hace sentir antes de ser tocadas, que nos hace anhelar el momento, en definitiva nos conquista la mente antes casi que el propio cuerpo. A pesar de eso, las escenas eróticas no son lo que prima en la novela, las hay, pero en el momento en que se requieren y dotadas además de gran sensualidad.

Katherina Kovaleva es una mujer en apariencia fría, con talento, con mano izquierda, metódica en su trabajo, concienzuda, de las que pocas veces se permite un respiro. Por esos motivos ha llegado donde está aunque haga muchos sacrificios por el camino. Pero bajo todas esas capas con las que se viste, se esconde una mujer con ganas de sentir, con ansias de amar y ser amada, aunque ni ella misma lo supiera hasta que conoció a Scott.

La relación entre Scott y Katherina va floreciendo al mismo tiempo que se va construyendo el jardín  del resort. Es un amor que requiere de tiempo, cuidado, mimo, pasión y entrega. La conexión entre ambos es evidente y muy especial y aunque no es lo que tuvieran en mente en ese momento de sus vidas no rechazan lo que sienten. En más de una ocasión intentan apartarse uno del otro pero casi al momento desechan ese pensamiento. Por estas razones es que me han parecido tan reales.

Sus vidas están llenas de problemas o de sinsabores pero eso no les cambia en su esencia personal. No es una relación tormentosa de las que se lleva cualquier situación al extremo para obtener la excusa perfecta para alejarse del otro. No es una relación en la que un malentendido los lleva al desastre como pareja. Es todo lo contrario a eso. Son capaces de acudir al otro a pedirle disculpas o a intentar explicar los motivos por los que ha actuado de según que manera, sin que eso implique humillarse o que el otro se cierre en banda solo para alargar páginas a la historia. Y eso es un mérito de la autora, que nos ha brindado una historia de personajes adultos en la que lo importante es el amor y el respeto que sienten el uno por el otro aun cuando la vida a veces no se lo ponga fácil.

En Goodreads escribí que si Patricia hubiera decidido acabar esta historia como una novela sentimental, no me habría parecido mal, aunque hubiera sufrido mucho, claro. Lo dije porque las situaciones personales de los protagonistas no son sencillas de compaginar. Por que en la vida real, a veces solo el amor no es suficiente, porque a veces hay que tomar decisiones dolorosas que implican abrazar algo con el alma y sin embargo tener que dejar otra cosa libre, aunque quizá nunca  logremos ser los mismos.

La autora se despide de los lectores regalándonos un epílogo en el que la voz narrativa la pone un personaje importante dentro de esta historia y que nos da una visión maravillosa de lo que ocurre. Obviamente no os puedo decir quién es porque sería un spoiler, pero cuando lo leáis seguro que os encantará.

Solo puedo decir que esta lectura me ha hecho feliz, me ha emocionado, me ha hecho reír y llorar pero sobre todo disfrutar muchísimo..

MysticnoxMysticnox

12 comentarios

  1. Fíjate que a priori no hubiera leído esta historia… pensaba que sería una más… pero ahora sí que me apetece hacerlo. Gracias

  2. No tiene mala pinta Noe, la tendré en cuenta, Buen post

  3. Ay querida, qué divina te ha quedado la reseña. Qué lectura más bonita y sentida hemos tenido con este libro.
    Os animo a leerlo.
    Muassss

  4. Maribel (Vanedis)

    No lo has querido decir públicamente pero..¿tú te has enamorado de Scott, verdad?? Lo has puesto por las nubes y no solo por ese “don para las palabras”…
    Ya sabes que tenía anotada esta lectura, pero ahora me has picado más con lo que ya entenderemos esa reflexión tuya..y con ese personaje del epílogo.
    Te cuento cuando lo lea.
    Besitos!

    • Querida Maribel es imposible no enamorarse de Scott. Y sí ahí he dejado una reflexión para la lectura, ya me contarás.
      Un beso

  5. Hoolaaa :))
    Me encanta eso de que vaya poco a poco, de que el roce haga el cariño.
    Qué acertadoeso que dices de que en la vida real a vecessolo el amor no es fuciente.
    Qué bien que tenga epílogo, me encantan!!!
    De esta autora no he leído nada pero si que tengo en mente hacerlo pronto porque me lo habéis dicho antes de este quería leer Proud Sunsets ^^
    Buena reseña 😀

    Besinos.

    • Yo no puedo hacer otra cosa que recomendarte a Patricia, estoy segura de que sus historias te gustarán. Y sus epílogos son estupendos.

      Un besoo

  6. Hola.

    Pues no he leído nada de esta autora, así que me lo apunto.

    Besitos y gracias por la reseña. 🙂

Comentarios:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: