Home > Reseñas de libros > El día que dejó de nevar en Alaska de Alice Kellen

El día que dejó de nevar en Alaska de Alice Kellen

Título: El día que dejó de nevar en Alaska.

Autora: Alice Kellen

Editorial: Titania Fresh.

Año edición: 2017.

Descargar desde Amazon

Sinopsis

Un chico con el corazón de hielo. Una chica que huye de sí misma. Dos destinos que se cruzan. Heather cree que solo hay tres cosas que sabe hacer: atraer problemas, salir huyendo y correr. Así es como termina en Alaska, en un pequeño pueblo perdido, trabajando de camarera mientras intenta llevar una vida nueva y tranquila. Su único problema es que uno de los dueños del restaurante parece odiarla y que ella nunca antes ha conocido a nadie que despierte tanto su curiosidad. Nilak es reservado, frío y distante, pero Heather puede ver a través de todas las capas tras las que se esconde y sabe que en ocasiones hay recuerdos que pesan demasiado; como los de sus propios errores, esos que intenta dejar atrás. Pero, a veces, la vida te da una segunda oportunidad. La nieve empieza a derretirse. Y todo encaja.

Mi opinión

Díficil momento en el que me encuentro cuando me siento frente al ordenador para escribir mi opinión. Siempre me resulta más sencillo cuando el libro me ha gustado pero cuando no es así, sufro. Sufro porque cuando escojo un libro lo hago para disfrutar y si no lo consigo, luego tengo que sufrir nuevamente al dar mi opinión y añadir en esta ocasión, que además, me siento como un bicho raro, porque esta autora es una de las más queridas y mejor valoradas por todo el mundo. Y puesto que venía de otro tipo de lecturas y me gusta intercalar subgéneros, pensé que sería un buen momento para leer esta historia.

Es muy posible que haga algún SPOILER no del tipo que desvela algo realmente crucial de la trama, pero si algo que quizá se acaba sabiendo y que no supone estropear la lectura en ningún momento, pero sí que me servirá a mí para explicar los motivos de porqué este libro no me ha gustado.

La historia empieza cuando Heather, la protagonista, llega a Inovik Lake, una pequeña población de Alaska, huyendo de algo que ha ocurrido en su San Francisco natal y que no puede afrontar. Ha alquilado una casa y nada más llegar todo el mundo le echa una mano, hasta el punto que le consiguen un trabajo en un bar de la zona donde conocerá a Seth y a Nilak, el protagonista masculino.

Sus días transcurrirán entre trabajar en el bar, jugar al ajedrez con John, el vecino que la ayuda a encontrar trabajo, que le da leña para que no pase frío… y Caos, el perro que desde que la conoce se convierte en su sombra. Así pasamos hasta casi el 50% del libro. Evidentemente hay que añadir los pensamientos y recuerdos de Heather, sobre cómo ella había sido cuando estaba en su hogar y retazos de su pasado que nos irán acercando al motivo principal que la hizo huir, sin explicar a su familia donde estaba. En esta primera mitad hay un exceso de narración en el que yo no he sentido nada, solo que no estaba avanzando la historia.

No he podido empatizar con Heather en ningún momento. No hace más que repetir página tras página que ella no vale, que no sirve para nada, solo para correr. Entiendo que se nos quiere mostrar a una protagonista con baja autoestima que no piensa más que en ella misma sin importarle cómo afectan sus huidas a sus seres queridos, pero en mi opinión esta situación se repite en exceso, tanto, que se me hacía insufrible. Sí se mantiene cierto misterio sobre lo que hizo que se marchara y cuando este se desvela y su familia no le echa nada en cara, queda para mí muy claro que su huida, por no querer enfrentarse al problema, era una sinrazón.

Fan art Mysticnox. Fuente: Pinterest.

Por otra parte Nilak, el protagonista masculino, es seco, serio, muy poco hablador, hasta el punto de que en el primer 50% del libro casi no dice ni dos frases. Es un personaje del que sabemos muy poco a lo largo de la historia, cosa que he echado en falta. La relación entre los dos se va forjando lenta pero segura y eso no ha supuesto ningún problema para mí dadas las personalidades de cada uno y lo que arrastran. Pero sí es cierto que a veces se quiere revestir todo de tanta emoción y sentimiento, de tanta profundidad que para mí queda vacío, frío y no consigue transmitirme lo que debería.

Alternando la historia de Heather y Nilak, aparecen los extractos de un diario, que si bien hicieron aumentar mi interés por desentrañar qué relación tendría con nuestros protagonistas, debo decir que me lo esperaba y eso que yo no soy muy buena detective.

Estamos ante una historia de dos personas que se sienten culpables y que intentan superarlo cada una a su manera y aunque consigan derribar las barreras que les impiden tener una relación, necesitan algo más que su amor y la ayuda de los demás para superar ciertas cosas, que a mí parecer, precisan de ayuda profesional y que aquí se deja pasar.

Como positivo destaco la calidad de la autora, la estupenda ambientación en esa gélida Alaska, la gastronomía y esos personajes secundarios tan entrañables como John.

En resumen, no ha sido una historia para mí. La excesiva narración, el no sentir esas emociones que se describen y no congeniar con los protagonistas han hecho que la lectura se me hiciera cuesta arriba. De todas formas quiero que quede claro que no estoy cuestionando la calidad de la autora, porque es evidente que la tiene, solo que la historia no me ha llegado como yo esperaba.

Mysticnox

10 comentarios

  1. Cuando compartimos nuestra opinión sobre lo que leamos, o al menos yo lo veo así, no hablamos de si un autor es mejor o peor; hablamos de lo que nos ha parecido la historia a nosotros, como lectores. Las historias no llegan igual a todos, de ahí que un libro a unos les guste mucho y a otros nada de nada. A mí El día que dejó de nevar en Alaska me gustó mucho, yo sí me encontré a gusto en esa narración y si pude sentir a través de ellos. Es verdad que a mí me gustan mucho las novelas lentas, en las que parece que no ocurre nada, porque me permiten disfrutar de la narrativa del autor.
    Bueno, otro libro en el que no coincidimos… y lo que mola cuando sí coincidimos
    Un abrazo

  2. a mi eso de que se tire medio libro con lo mismo, me da corae, se me quita las ganas de seguir y por lo que veo tanto él como ella, tiene horchata en las venas… jajajajjaa Tengo libros de esta autora que aún ni he leído, creo que mejor empezaré por los que tengo, buen post Noe

  3. Sí Carmen pero ya sabemos que a veces la gente confunde nuestra opinión sobre un libro con ataques al autor/a. Por eso esta vez he querido dejarlo claro. Y sí otro libro en el que no coincidimos pero aun así nos entendemos bien y tenemos otros libros en común.

    Un beso

  4. Que no me haya gustado a mí no significa que a ti tampoco. Dale una oportunidad y me cuentas, Noe.

    Un beso

  5. Muy buena reseña, como siempre. A veces no te llena un libro y no quiere decir que esté mal escrito ni que sea mejor ni peor y explicas muy bien tus razones con una reseña muy bien hecha.
    Muasss

  6. Patricia A. Miller

    Lo que más me gusta de tu reseña es que, a pesar de que no ha sido un libro para ti, no desanima a leerlo. Eso es importante cuando se da una opinión.
    A mí sí me gustó, quizá el que más de Alice Kellen, pero ojo, también le saqué algunas pegas de trama que no me encajaron, sobre todo al final. Son embargo, sí sentí ese pellizco y ese cosquilleo en el camino de esa relación, y me emocioné, y alguna lagrimilla se me escapó. Quizá fue por el momento o porque realmente me llegó la historia, pero cuando lo cerré estuve días con una resaca de Alaska que hacía tiempo que no sentía.
    No me enrollo más, leches! Es una buena reseña, pero más mejor es la actitud de la reseñadora ante un libro que no le ha gustado. Felicidades, sensu!!! Muacksssss!

    • ¡Gracias Patricia!
      Yo soy la primera que sufre cuando tengo que dar estas opiniones, pero cada persona es diferente. No me gustaría desanimar a nadie para que no leyera un libro porque cada uno tiene su público, solo hay que encontrarlo.

      Un besoooo

Comentarios:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: