Home > Reseñas de libros > “Dilema” de Elizabeth Urian

“Dilema” de Elizabeth Urian

Título: Dilema
Autor/a: Elizabeth Urian
Editorial: Ediciones B. Seleccion RNR
Año de edición: 2016

Sinopsis:

¿Es posible renunciar a todo por una ilusión? ¿Es el amor suficiente recompensa? ¿Qué eres capaz de dejar atrás cuando las consecuencias pueden ser nefastas? ¿Hasta dónde estás dispuesto a arriesgar?
Estos son los dilemas a los que se enfrentan los protagonistas de esta historia.
Su vida es perfecta. Tiene cuanto un hombre puede desear: familia, amor, riquezas… Entonces, ¿puede un instante, un solo beso, dar un vuelco a su existencia y arrasar con todas sus convicciones?
Alejada del bullicioso Londres, Ayleen hace un intento por recuperar su vida. En la campiña encontrará todo lo que andaba buscando… incluso más.
Cuando lo que más desea está prohibido, cuando el hombre que ama pertenece a otra mujer, ¿se resignará a dejarle escapar?

MI SINOPSIS:

Tras haber cuidado de su padre enfermo hasta sus últimos días y perder gran parte de su juventud, Ayleen Blake se traslada a la campiña inglesa intentando cambiar de vida y alejarse de tristes recuerdos. Creyendo que ya no conocerá el amor y la pasión, se conforma con conocer a un buena persona con quien tener una vida tranquila. No obstante, el beso de un hombre que no es libre, le hará dudar de sus firmes convicciones y sumirá a ambos en el dilema de luchar por lo que sienten o abandonarse a una vida marcada por las estrictas normas sociales.

MI OPINIÓN:

Debo confesar que “Dilema” es el primer libro de las Urian que leo (mea culpa) pero como podréis adivinar cuando acabéis de leer la reseña, voy a leerlos todos seguro. Me hice con él animada por la sinopsis e intrigada también por saber cómo desarrollarían tan controvertido tema.

campinya-inglesaAyleen Blake se traslada a la campiña inglesa para huir de un Londres en el que murió su padre, al que ella cuidaba, con lo que renunció a vivir su propia vida. Es una joven tranquila, aunque con carácter, a la que le gusta leer y dar largos paseos por el campo. En una de estas salidas se acerca a una pequeña casita y su curiosidad la lleva a observar el interior desde una ventana. Se asusta cuando ve la cara de un hombre e intenta huir y al hacerlo tropieza y se da un golpe en la cabeza que la deja aturdida. El hombre que acude en su ayuda es confundido por Ayleen con un ángel, y lo besa. Él, sorprendido por la actitud y admirado por la belleza de la joven, se deja llevar y cuando movido por emociones más intensas intenta profundizar ese beso, nuestra protagonista lo rechaza y huye.

Me divirtió mucho este momento y me pareció muy original y atrevido empezar una difícil historia de amor con algo tan sencillo como un beso que parece inofensivo. No obstante ese beso y unos cuantos encuentros fortuitos entre ambos, bastante divertidos, no hacen que se olviden el uno del otro, sino todo lo contrario.

Durante esos momentos y hasta que no hay una presentación en sociedad de Ayleen por parte de Johana Morton, se desconoce la identidad del protagonista masculino. Es más, por ciertos diálogos entre personajes creía que era otro hombre, porque encajaba más en el prototipo de protagonista: hombre con férreo carácter y disciplina, adinerado, que no conoce el amor y no cree en él… ¡Cuán equivocada estaba!

protagonista-dilema-urianNuestro protagonista masculino (del que no voy a deciros ni el nombre y os animo a que lo averigüéis leyendo el libro) es un hombre sencillo. Le gusta pasear a caballo y mantenerse lejos de una sociedad hipócrita en la mayoría de casos, que nada le aportan a su vida personal. Lleva una vida tranquila, casado hace pocos años, quiere a su esposa y mantienen una buena relación. Sin embargo, será consciente más adelante de que no sabía lo que era amar de verdad hasta que conoce a Ayleen.

En el momento en que ambos protagonistas asumen quienes son cada uno en la pequeña sociedad de Greenville donde residen, la historia empieza a dejar de ser una anécdota para convertirse en algo mucho más serio. Nos enfrentamos a una historia de amor que crece sin ninguno de los dos desearlo, es más, intentan evitarlo a toda costa.

Maravillosa narración, diálogos y ambientación que nos dejan el corazón encogido ante los grandes sentimientos que albergan los personajes. Por un lado, la dicha que da el saberse enamorado y por otro la mayor de las tristezas por el daño que causan a terceros. Este es el gran logro de este libro y por ende de sus autoras, mostrarnos un amor que a la vez que hace feliz al lector, también nos sume en momentos muy desgarradores con la esposa del protagonista, a la que queremos también porque es un buen personaje y una buena persona. Así pues, las Urian ponen al lector también en un dilema del que es inevitable tomar partido.

Los personajes están bien construidos, son fieles a su carácter de principio a fin, tanto los protagonistas como los secundarios, típicos de la pequeña burguesía inglesa. Surgen historias divertidas y subtramas que nos muestran cómo era aquella sociedad y la hipocresía que la rodeaba. Con ello se nos insinúan las dificultades a las que pueden enfrentarse nuestros protagonistas de saberse su historia. Por un lado serán estigmatizados por la sociedad y por otro por sus propias familias y allegados que los dejarán de lado.

Hay una frase muy esclarecedora del ama de llaves de Ayleen, que le dice una vez ésta le explica lo ocurrido: “ No se lo he dicho, Ayleen, pero quiero que sepa que no la juzgo. Cada persona es libre de tomar sus propias decisiones si al final acarrea con las consecuencias que éstas provocan”

No os voy a contar nada más de la trama porque debéis leer esta historia. Se me han metido bajo la piel las últimas escenas del protagonista masculino. Son momentos muy duros, en los que le sobrepasan las emociones e intenta hacer lo correcto, igual que en su momento hace Ayleen.

Es una historia llena de sentimientos que arrasan con todo lo que encuentran a su paso y ante los que es imposible no sucumbir. Me he quedado atrapada en sus páginas y al finalizarlo me queda una sensación agridulce, porque a veces un final feliz para unos, es triste para otros.
Aunque seguro que las Urian nos tienen sorpresas preparadas.

MysticnoxMysticnox

3 comentarios

  1. Yo de estas escritoras he leído Nadie me ofende impunemente, Nunca dejes de esperarme y Las feas también se enamoran. Creo que el que más me gustó de todos fue Nunca dejes de esperarme, aunque te recomiendo los tres (bueno, el último son varias historias cortas). Te gustarán.

    En cuanto lea este lo comentamos.

    Un abrazo

  2. Las sorpresas, siempre 😉
    Muchas gracias por esta reseña tan bonita. Es indescriptible saber que has captado la esencia de Dilema; que no todo puede ser hermoso y que lo que es bueno para uno, puede suponer la infelicidad del otro.
    Gracias de corazón.

    • Gracias a vosotras porque a pesar de lo que se dice por ahí, con historias como ésta la romántica se hace más grande.
      Un abrazo

Comentarios:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: