Quiero bailar slow with you tonight de María Sotelo

Título: Quiero bailar slow with you tonight.

Autora: María Sotelo.

Editorial: Autopublicada.

Año edición: 2020.

Sinopsis

Si alguien me hubiera contado cómo iba a cambiar mi vida en tan poco tiempo, es muy posible que me hubiera reído, pero no. La realidad es que gracia, lo que se dice gracia, no me hizo ninguna. A ti tampoco te la haría si hubieras descubierto que tu marido te ponía los cuernos de la manera en la que lo hice yo. Bueno, yo y toda la plantilla de Urgencias del hospital en el que trabajo.
Tampoco me reí cuando tuve que volver con el rabo entre las piernas y la maleta en la mano a casa de mi madre. La parte positiva fue que aquella regresión a la adolescencia me ahorró la temida crisis de los treinta. Bastante crisis tenía yo encima.
Tampoco me reí cuando después del trigésimo quinto chupito de tequila —vale, igual no fueron tantos—, acabé contándole mis dramas al dueño de un local muy cuco —el local, no el dueño; decir que Álex es cuco no le haría justicia al muchacho—.
A los que sí les hizo mucha gracia este incidente fue a mis amigos, Alba y Jorge. Lo que no sabían en aquel momento es que el karma también los había incluido en sus planes.
Pero eso mejor os lo cuentan ellos.

Mi opinión

Creo que es una de las sinopsis que más se ajustan a cómo será el tono del libro del que he hecho LC con mis queridas Florita, Sandra y Yola y que por eso ha sido mucho más divertida.

El punto de partida de esta novela es la infidelidad del marido de Candela. Por ello vuelve a casa de su madre y se refugia en sus amigos para quitarse las penas.

Es el primer libro de la autora según tengo entendido y sorprende por lo bien escrito y la agilidad con la que te internas en la lectura. Es una novela coral narrada a cuatro voces por sus protagonistas: Candela, Alba, Jorge y Álex. Es divertido sobre todo en las escenas en que aparecen Rosario, la madre de Candela y su vecina Antonia.

Me ha recordado mucho al estilo de Elisabeth Benavent en la saga Valeria sobre todo en la amistad que une a las protagonistas y en sus reflexiones personales. El relato se alarga demasiado en lo que a la relación de Alba se refiere porque no hay mayor impedimento que ella misma. Cabe decir que es la única que aporta un poco de emoción y atrapa más el interés del lector que la relación de Candela porque aquí no hay giros inesperados sino que es más bien previsible lo que ocurre.

Debo decir que me ha faltado la ambientación porque en ningún momento se dice dónde se desarrolla la trama y aunque bien avanzada la lectura se mencione que hay playa, tampoco es que la visitemos.

Parece ser que estos personajes eran secundarios en otro libro de la escritora Dona Ter y aunque eso pudiera justificar la falta de su descripción, las lectoras que no hemos pasado por ese libro todavía (que me tocó en un sorteo y lo tengo pendiente) nos quedamos sin saber esos detalles que ayudan a hacerse una imagen mental sobre los personajes.

La química sexual entre las parejas está bien conseguida. Me decantaría por la de Candela y Álex donde hay un buen feeling que nos hace estar a la expectativa de ese encuentro íntimo en el que se entreguen el uno al otro; pero lamento deciros que después de esas miradas intensas, esos diálogos intencionados y toda esa ansia contenida no se ve reflejada en una sola escena de sexo entre ellos. Creo que en una lectura de este estilo, en que se menciona el sexo continuamente y en el que es el paso siguiente y lógico después de cómo se desarrolla esa relación, me parece que colocar una escena de cuando ya se despiertan al día siguiente es estafar un poco al lector; como cuando ponen un fundido a negro en las películas del domingo por la tarde.

Últimamente está muy en boga hacer una BSO en Spotify de la canciones que suenan en las novelas y normalmente es bastante interesante, pero creo que aquí es un continuo recurrir a canciones, escribirlas, traducirlas y mencionarlas a cada instante que llegados a la mitad del libro se me ha hecho pesado y aunque reconozco que la selección musical me ha gustado, una cosa no quita la otra.

Lo que me parece que sí es excesivo es la aparición constante del alcohol. Los personajes, sean quienes sean, en cualquier escena de la historia están bebiendo y no me refiero a una copita sino a que la resaca es constante. Parece que no encuentran otra diversión cuando quedan, ya sea en el Siete Mares o en casa de la propia madre de Candela donde le dan al licor café continuamente.

En resumen es una historia ligera que se lee rápido y que entretiene pero que se alarga demasiado y tiene cosas de las que se podría prescindir.

Mysticnox

3 comentarios

  1. Últimamente te veo mucho por comedias románticas contemporáneas que se podrían calificar como chic-lit, y me sorprende (para bien). No conocía la historia ni el libro. Me gustaría que me explicaras cómo puede ser que personajes de un libro de Dona Ter acaben en una historia de una autora distinta. Curioso es, ¿no te parece?
    Besos

  2. Pues no me llama mucho. Lo que me parece original es la aparición de personajes de otra autora, pero claro quizás los debería haber presentado porque no todas las lectoras los conocerán.

    Besinos

  3. La tendré en cuenta, no pinta nada mal, Buen post Noe, besos

Comentarios:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: