Home > Reseñas de libros > Vicious (Sinners of Saints 1) de L. J. Shen

Vicious (Sinners of Saints 1) de L. J. Shen

Título: Vicious (Sinners of Saints 1)

Autora: L. J. Shen.

Editorial: Chic (Principal de los libros).

Año edición: 2020.

Sinopsis

Era el hombre de mis sueños, pero también mi peor pesadilla…

Dicen que el amor y el odio son el mismo sentimiento experimentado de formas distintas, y tienen razón.
Vicious es frío, cruel y peligroso, pero no puedo evitar sentirme atraída por él.

Hace diez años, me arruinó la vida. Ahora ha vuelto a por mí porque soy la única que conoce su secreto y no parará hasta hacerme suya.

Mi opinión

Cuando me llegó la nota de prensa de Chic ya sabía que querría leer esta historia no solo por la breve sinopsis (que creo un acierto porque cuanto menos se diga mejor) sino porque esa nota aclaratoria acerca del personaje principal me sorprendió e incrementó mis deseos de leer este libro. Sabéis que soy una ávida lectora de contemporánea sobre todo y que cuanto más enrevesado sea el protagonista masculino más me gusta, pues efectivamente eso es lo que he encontrado aquí y por supuesto que la he disfrutado plenamente. Este es de esos libros de los que se debería decir lo justo para poder explicar un poco de su trama y lo necesario para animar a leer.

La historia empieza diez años atrás cuando Emilia llega con su familia a la casa de los Spencer. Sus padres trabajarán en la mansión como parte del servicio. Un día Emilia escuchará a escondidas una acalorada discusión que acabará en golpes y amenazas. Se verá sorprendida cuando un joven sale por la puerta de forma apresurada y este creerá que ha escuchado todo. Ese joven es Vicious, el hijo de los dueños de la mansión y desde ese momento hará todo lo posible para que la vida de Emilia se convierta una pesadilla.

Así será nuestra primera toma de contacto con Vicious: intensa, directa y cortante. Y a pesar de ello, Emilia se sentirá atraída por él de forma irremediable aunque intentará siempre mantenerse alejada de él y de su entorno. Ese entorno que forma junto a otros tres ricachones, los llamados los cuatro buenorros de All Saints: Dean, Trent y Jamie, que juegan al rugby, se la pasan de fiesta en fiesta y se burlan del más pintado.

En el momento actual, Emilia trabaja de camarera en NY y sorprendentemente se topa con Vicious como cliente. Será la primera vez que se vean después de diez años y a pesar de todo lo que le ha hecho no ha podido olvidarlo. Este le ofrece un trabajo como asistente personal que ella acepta porque necesita el dinero pero sin perder de vista que es evidente que Vicious quiere algo de ella.

La historia está narrada desde la premisa de ir desvelando poco a poco a base de flashbacks la relación de los protagonistas. Así lo orquesta su autora para que no nos de tiempo a averiguar del todo nada de lo que sucedió, ni siquiera a hacer conjeturas sobre el pasado de Vicious ni saber qué quiere de Emilia exactamente. Tan solo se necesitan los dos primeros capítulos para situarnos. Son cortos, claros, directos y en apenas tres escenas captamos la esencia de ambos protagonistas.

Vicious es el alma de esta novela, no me cabe la menor duda. Si fuera otro tipo de personaje este libro no tendría la garra que muestra el relato. Él es el que en otra historia tildaríamos de «villano». Es cruel, duro, frío, implacable y está lleno de maldad. Nada de lo que dice o hace responde al azar y no solo clava puñales con sus palabras sino que siempre tiene la guinda final para clavar el puñal más adentro sabiendo el dolor que causará con ello. Podríamos decir que es un auténtico cabrón (perdón por la expresión) pero no podemos decir que no tiene corazón, porque todo lo que hace está movido por un sentimiento: el odio. Es de esos personajes de los que como lectora se espera una lo peor y de vez en cuando muy sutilmente y como si la autora no quisiera, aparece una frase, un pensamiento que nos devuelve la esperanza en él. Pero todo malvado tiene su punto débil y ese es Emilia. Entre ellos surge una conexión que nadie entiende, ni siquiera ellos mismos y se hacen daño durante ese proceso. Sobre todo Emilia que sufre sus desplantes y malos modos.

Emilia es la co-protagonista perfecta porque no le tiene miedo, porque se enfrenta a él y porque le da igual su dinero, no la amedrenta con eso. En realidad es la única persona que le conoce bien casi sin haber interactuado. Es fuerte, valiente y entiende que necesita protergerse a sí misma de lo que alberga su corazón hacia Vicious.

La intensidad sexual es muy evidente pero se lucha contra ella hasta casi el final. No va de eso esta historia. Las escenas íntimas entre ellos son pocas pero las necesarias para la trama, además es la mejor forma en la que se expresa Vicious y lo hace maravillosamente, también os lo digo. Ambos personajes son muy completos, tanto en sus inicios como al final. Tienen una evolución lenta y paulatina que los hace muy verosímiles, tanto individualmente como en la pareja que forman.

Este libro es de los que hacen sufrir, porque Vicious es intratable durante la mayor parte del tiempo, pero poco a poco y puesto que el libro está narrado a dos voces, vamos entendiendo qué ocurre y le comprenderemos mejor.

L. J. Shen ya me sorprendió con Las zapatillas de Jude, lectura que disfruté mucho y esta vez lo ha vuelto a hacer. Creo que tiene un estilo muy directo, claro y que sabe cómo engancharnos a sus historias.

Vicious es un protagonista muy diferente de lo que estamos acostumbradas. Es por eso que esta historia tiene un valor añadido, hace que queramos lo inquerible. Jamás podría imaginar que adoraría a un personaje como él y lo he hecho. Me lo imagino leyendo estas líneas con esos increíbles ojos azules y diciéndome: «Pues claro bloguerita, pues claro».

Mysticnox

5 comentarios

  1. Jajaja, pues claro bloguerita XDDDD
    Parece todo un personaje, por una parte me intriga esta lectura pero por otra, aunque lo lea con la mente abierta, tengo miedo cogerle tirria, jajaja Lo que no hay duda es que Vicious es un buen personaje.
    Me alegro que lo disfrutaras

  2. Sabes que pocas veces una novela contemporánea capta mi atención pero tú con tu reseña, lo has logrado. A mi también me gusta mucho este tipo de protagonista masculino, así que me llevo anotado su nombre.
    Me alegro de que lo hayas disfrutado!
    Besos!

  3. Ay Noe, ganas tengo de leerlo, seguro que me gusta, besos y buen post

  4. Hola.
    Me llegó igual la nota de prensa pero no me llegó a llamar del todo, ahora me arrepiento porque veo que es una historia que vale la pena, además me gusta que tenga pocas escenas de erótica y que sean bonitas, me gusta todo lo que comentas así que me lo apunto sin duda.
    Muchos besos.

Comentarios:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: