Home > Reseñas de libros > Una y mil veces que me tropiece contigo de Carol B. A.

Una y mil veces que me tropiece contigo de Carol B. A.

Título: Una y mil veces que me tropiece contigo.

Autora: Carol B. A.

Editorial: Zafiro.

Año edición: 2019.

Sinopsis

¿Qué buscas en una novela romántica?
– ¿Amor?… Ésta lo tiene, y mucho.
– ¿Toques de humor?… También los tiene.
– ¿Que te enganche desde la primera página?… Cuenta con ello.
– ¿Algo de intriga?… No podía faltar.
– ¿Tensión sexual?… Demasiada. Quedas avisada.
-Y por último, ¿un final totalmente inesperado?… Prepara las palomitas, porque sin duda ésta será la mejor parte.
¿Qué más necesitas para empezar a leer esta historia?
¡Ah, que aún no te he dicho de qué va!
Pues bien, te contaré que Vera, la protagonista, se despierta en un hospital al que no sabe ni cómo ha llegado ni por qué. Eso, ya de entrada, es como para que se ponga un poco de los nervios, ¿verdad?
Si a eso le sumamos que su señora madre aparece por allí con todo el repertorio de temas que la sacan de quicio, pues ya ni te cuento.
Pero es que si además el atractivo médico que la atiende es un poco «patán» y no quiere darle el alta, eso ya es como para crisparse del todo. ¿O no?
Pues bien, ¿qué crees que hará Vera ante esta exasperante situación?
Sólo te puedo adelantar que acabará en la otra punta del mundo aunque a ella no se le haya perdido nada allí. Pero es que en realidad eso es lo de menos,  porque lo interesante de verdad es lo que se va a encontrar.

Mi opinión

Vera se despierta en un hospital tras 5 días en coma. No recuerda nada de lo que le ha sucedido ni siquiera cómo llegó hasta allí. Ander, el neuropsicólogo encargado de su caso, tras hacerle un examen preliminar y ver que físicamente está recuperada, insiste en que se quede unos días más en observación a lo que ella se niega tajantemente y después de unas cuantas discusiones y hacerle unas pruebas, se va de alta. Quiere retomar su vida normal, ir a trabajar… para ver si poco a poco recupera la memoria. Sin embargo su jefe la insta a tomarse unas vacaciones. Así que junto a su hermano Pablo, que quiere olvidar un amor no correspondido, marchan rumbo a Tailandia para realizar un voluntariado. Y allí Vera encontrá a alguien que no espera y que en principio no le hará mucha gracia…

Tras su «accidente» (llamémoslo así porque no sabemos lo que le ocurrió) siente que no es la misma y tiene un vacío en su interior que no sabe a qué se debe. Vera tiene mucho carácter, para mí, demasiado. Está muy acostumbrada a salirse con la suya, roza la mala educación en muchos momentos y aunque entienda su situación, no he sido capaz de empatizar con ella. Cuando se encuentra con Ander en Tailandia, se inicia un tira y afloja entre ellos que creo que se alarga demasiado en el tiempo. Sobre todo porque ella es poco dada a razonar y siempre prefiere atacar a esperar nada bueno de nadie. Ander, sin embargo, es todo lo contrario. Es amable, cariñoso, paciente, aunque también tiene su punto desafiante y divertido. Y sobre todo es un apoyo para Vera cuando las pesadillas la acechan de noche intentando despertar su memoria sobre lo que le ocurrió.

Esta novela arranca muy bien en cuanto a la trama. El averiguar lo que pasó, las pesadillas y el intentar encajar las piezas que componen ese puzzle podría haber dado paso a una novela intrigante e interesante, porque eso es lo que llama la atención. Sin embargo todo lo que sucede en Tailandia ha sido alargar una situación que no daba para ello y que me ha recordado a una famosa serie. La diferencia estriba en que esa serie era en clave de humor y quizá si esta historia hubiera sido una comedia, mi parecer habría sido otro.

Debo reconocer que la ambientación en Tailandia y sus costumbres, son interesantes. Gracias a ella podemos constatar las diferencias en ese país: hoteles de 5* con maravillosas playas y por otro lado la zona más interior donde falta de todo. Al finalizar la historia conoceremos que la propia autora trabaja con niños como Anurak, hecho que queda plasmado en la novela a través del cariño y respeto que muestra por estas personas. Pero a pesar de ello, de la buena química entre los protagonistas y de su historia de amor, la forma de ser de Vera ha sido un escollo muy grande para mí. Me gustan los personajes fuertes, pero si a eso hay que sumarle mal carácter, que es inmadura y que muestra poco respeto por los demás y sus costumbres se me hace muy difícil no ya empatizar, sino lograr entenderla porque al fin y al cabo sus salidas de tono, para mí, no tienen explicación.

De todas formas os animo a que lo leáis, porque esto es solo mi humilde opinión y en nada tiene que parecerse a la vuestra.

Gracias a Carol B. A. por ponerse en contacto conmigo para que leyera su libro y a la editorial por enviarme el ejemplar en digital.

Mysticnox

3 comentarios

  1. Ay, esos personajes femeninos nos cuestan un poco, ¿verdad? A mí también me duele pasar, pero normalmente se compensa con un partenaire que sí me gusta.
    Lo bueno tras leer tu entrada, que ahora conozco un libro del que no sabía nada.
    Un abrazo

  2. Muy buen post Noe, pero lo dejaré en la lista de posibles para más adelante jejeje, ufff eso de que la prota ya saque demasiado de carácter lo temo, un beso

Comentarios:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: