Home > Opinión > Juguemos a darnos placer.

Juguemos a darnos placer.

juegos-eróticos-románticamenteNo hace mucho os hablé en un post Átame y juega conmigo. ¡¿Perdona?!” sobre trasladar las historias de los protagonistas de novelas eróticas (“50 sombras de Grey” y “Pídeme lo que quieras”) a la realidad. Los que lo habéis leído sabéis de lo que hablo. Los que no, todavía estáis a tiempo… Es cierto que me parece desvirtuar la realidad tomarte a rajatabla vivir las experiencias que nos relatan en el libro, pero… ¿Por qué no adaptarlas a nosotros? a nuestra situación de pareja, a nuestros gustos. ¿Por qué no jugamos a darnos placer?

Tomo aire y ahí va, he decidido hablaros de “juguetes”. No soy una entendida en el tema pero oye, todo es aprender y el tema da para mucho… Existe de todo, para todo y tod@s. Desde los más clásicos a los más innovadores. Para ti, para mi, para los dos… Para comer, para que te coman. Para ponerte, ponerle y de paso “poneros”. Juegos de mesa para jugar en la cama. Artículos para llevar en el bolso por si surge la oportunidad. Geles, lubricantes y aceites… En fín, que con este panorama el único problema que se me ocurre para no pasarlo bien  en la cama es el tiempo.

Dejando a un lado este “pequeño” inconveniente, os he preparado una pequeña selección de artículos “imprescindibles” para recrear escenas y momentos de los libros eróticos del momento. La propia novela “50 sombras de Grey” tiene una página donde pone a la venta artículos estéticamente chulísimos y que llevan incluidos consejos sobre su utilización  http://www.lacajadegrey.com/. Además, tiene toda una gama de productos de venta en farmacias (mas accesible, aunque menos anónimo) que prácticamente no llega ni a tocar el mostrador. Así que supongo que si el que prueba repite… no sé porqué será…

Tal cual, como la lista de la compra, ahí va: antifaz, bolas chinas, esposas, cuerdas para el bondage, vibradores, cuentas, plugs anales… (allá cada uno) y ya puestos, azotador, látigos de tiras y fusta… Básicamente sería esto. No sé cuantos de estos productos se comercializarán más y cuales una vez comprados quedarán sin usar por vergüenza a utilizarlos o parecer demasiado “arriesgados”. Sea como fuere, cualquier excusa es buena para innovar en la relación siempre que los 2 (o 3 o 4… que después de “Pídeme lo que quieras” una ya no se sorprende de nada) estén de acuerdo y se sientan a gusto. Para añadir mas salsa y sin necesidad de utilizar juguetitos, también se pueden recrear escenas (yo personalmente veo algunas mas complicadas) en ascensores, coches, aire libre y como no, el yate…

Está claro que todo este boom por los “juguetes” está aprovechando el tirón comercial que actualmente tiene la literatura erótica y me parece perfecto que la gente tome nota y se divierta. Siempre y cuando mi pareja no se presente en casa con una fusta o una pala porque se la tiro a la cabeza… Bromas a parte, sentimos curiosidad y seguro que probamos más de uno. Lo mismo, si también os animáis hasta nos contamos la experiencia…

Romantic@s para salir de la rutina y pasar un buen rato hagamos el amor con humor. Juguemos a darnos placer.

Comentarios:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: