Home > Reseñas de libros > “Tenías que ser tú” de Susan Elizabeth Phillips

“Tenías que ser tú” de Susan Elizabeth Phillips

Título: Tenías que ser tú
Autora: Susan Elizabeth Phillips
Editorial: Ediciones B
Año de edición: 2008

Sinopsis:

Chicago no está preparada para Phoebe Somerville, el bombón más escandaloso y curvilíneo de Nueva York, que acaba de heredar el equipo de fútbol de los Chicago Stars. Y Phoebe no está preparada para el entrenador estrella de los Stars, Dan Calebow, dorada y salvaje leyenda viva de Alabama.

Dan es todo lo que Phoebe aborrece: un machista intransigente. Y la nueva y bella jefa es todo lo que Dan desprecia: una niña bien sin dos dedos de frente. ¿Por qué, entonces, se siente atraído por ella. Y ¿por qué el encanto de niño bueno de Dan hace que la cosmopolita Phoebe se sienta torpe, tímida y extrañamente asustada? Porque la pasión es el nombre del juego, y hay dos tercos oponentes decididos a ganar.

MI SINOPSIS:

Heredar los Chicago Stars es la última cosa en el mundo que deseaba Phoebe Somerville. Como tampoco deseaba sentirse atraída por Dan Calebow, entrenador del equipo y el que representa todo lo que aborrece en un hombre. A su vez, Dan también huye de las mujeres despampanantes sin pizca de cerebro como parece que es Phoebe. Pero los polos opuestos se atraen y sin embargo ambos harán todo lo posible por evitarlo.

MI OPINIÓN:

Sexto libro del Reto Rita en mi orden particular.

El último fin de semana de octubre, estando entre amigas y cómo no, hablando de libros, apareció SEP. Evidentemente, todo eran elogios hacia ella y sus Chicago Stars, que si Bobby Tom, que si Dan, que si Kevin… Así que imbuyéndome de su espíritu de fangirl, depositaron en mí el ansia de leer a esa autora y de paso leer otro libro más del reto que no voy a poder acabar en el plazo como ya vengo anunciando cada vez que leo uno.

No era la primera vez que intentaba leer esta historia. Creo que fue hace 1 año más o menos que lo intenté y con la escena del principio del funeral, ya cerré el libro.

De todas es conocido que no suele gustarme el chick-lit ni tampoco novelas que lleven escenas de humor demasiado histriónicas, porque la mayoría de veces no me hacen gracia y me sacan de la lectura. En esta nueva intentona, no ha sido diferente. Hasta que no he llegado al 40% del libro más o menos, no he conseguido entrar en la historia. El único personaje que me anclaba al libro era Ron McDermitt, el presidente de los Chicago Stars. Quizá porque era el único que parecía tener sentido común y el que le tiende una mano a Phoebe cuando no sabe por donde tirar.

No conseguí empatizar con Phoebe hasta casi la mitad del libro, en el que la autora parece que rebaja un poco el carácter egoísta y egocéntrico que nos muestra la protagonista. Aunque el entrenador Dan tampoco se queda atrás con su carácter gruñón, machista y prejuicioso.

Ninguno de los dos protagonistas ha tenido una vida fácil, lo que les ha hecho desarrollar una fuerte personalidad y ocultarse a los demás tras una coraza de frialdad.

Evidentemente a medida que se conocen y mantienen esos diálogos llenos de ironía y sarcasmo, se exponen un poco más al otro abriendo su corazón sin desearlo pero sin poder ponerle freno.

La atracción entre ellos es evidente y bien reflejada, no obstante las escenas subidas de tono, en mi humilde opinión, están faltas de esa química explosiva que creo debería primar entre dos personajes como éstos.

Los personajes secundarios desde, el antes mencionado, Ron McDermitt, pasando por Molly y ese maravilloso equipo de los Chicago Stars conforman un elenco estupendo que nos hace pasar unos ratos divertidos, a la vez que nos hacen entender que la familia, la amistad y el amor son los pilares importantes en la vida.

Como he dicho anteriormente hasta no llevar bastante avanzada la lectura, no he conseguido  divertirme. A partir de ahí me ha enganchado y empezado a entender a sus protagonistas y los motivos por los que se comportan como lo hacen. Por ello, no puedo darle una buena nota por más SEP que sea.

Todo y eso leeré el siguiente porque Bobby Tom sí ha captado mi interés, aunque no me lanzaré a ello pronto.

MysticnoxMysticnox

6 comentarios

  1. Te va a gustar el siguiente, estoy segura… y el cuarto también lo recuerdo con mucho cariño (es el de la hermana de Phoebe)… fíjate, el primero creo que es el que menos me gustó… el tercero creo que es el que la confunde a ella con una prostituta… ahora que has empezado, anímate con la serie… los Chicago Stars son los Chicago Stars

  2. Maribel (Vanedis)

    Fíjate que a mi me ocurrió exactamente lo contrario: ese comienzo, ese entierro, me pareció a pesar de ser muy exagerado, tan extravagante y diferente a lo que estoy acostumbrada, que fue lo que me enganchó a su lectura, ello a pesar del carácter de Phoebe que tal y como también has comentado, es superficial y egocéntrica hasta las trancas.
    A pesar de que disfruté de su lectura (no pasó a ser una de mis favoritas, pero sí que me gustó mucho), no me he puesto con el resto de los libros de la serie aun, espero poderlo hacer prontito.
    Te felicito por tu perseverancia y a pesar de haber abandonado con anterioridad la novela, haberle dado esta segunda oportunidad.
    Besitos!

    • Aproveché el Reto para darle otra oportunidad, porque a veces nuestro estado de ánimo nos influye y no apreciamos las lecturas.
      Volveré a leer más de SEP pero más adelante.
      Un beso Maribel

  3. Pena que no te haya terminado de cuajar, la verdad que a mi me encantó, ganas tengo de volver a leerlo para el Reto, buen post guapa

Comentarios: